• calle Las Dalias 178 Miraflores
  • 955 571 406

Por: William Gallo

Gerente General de Ecléktica comunicación y eventos 
Especialista en Recursos Humanos

Las trabajadoras sociales tienen un amplio quehacer en el mundo laboral, pero dada mi experiencia me voy a centrar en el sector empresarial. Hace unos días leí en redes un anuncio para un puesto de trabajo que me indignó, dado que entre demás requisitos exigentes, el sueldo era de 930 soles. Esto me alarmó, pero no era una situación ajena, ya había visto anuncios parecidos y es parte de una realidad que viven las trabajadoras sociales, muchas veces dando el kilómetro extra, siempre con una sonrisa, porque ser trabajador social es una vocación, un perfil que da mas de lo que recibe, son las madres en las empresas, madres empáticas que se preocupan por siempre promover un buen clima laboral para los colaboradores, fidelizándolo y siempre atenta a sus necesidades. Eso es generar LEALTAD.

La actual ley exige que por más de 100 colaboradores, una empresa está obligada de tener una trabajadora social, cabe decir que esto se viene cumpliendo actualmente y muchas se desarrollan profesionalmente, aunque en algunos casos haciendo labores más exigentes de lo que implica el cargo, pero lo que no se cumple es una verdadera visibilidad de su labor, muchas veces por free wordpress themes la poca presencia de los colegios profesionales que los representan para que puedan luchar por mayores derechos que las beneficien y de esta forma, evitar abusos como el sueldo de 930 soles, siendo solo un sueldo mínimo para una licenciada a quien le exigen una experiencia de 3 años y especializaciones, es realmente un abuso con todas sus letras.

Desde esta tribuna hacemos un reconocimiento necesario y más vigente que nunca, dada nuestra experiencia en el sector de recursos humanos, siendo preciso indicar que si hay empresas ejemplares donde las trabajadoras sociales desarrollan sus capacidades al máximo. Esta columna va dirigida a aquellas empresas abusivas que se aprovechan de la necesidad y vocación de servicio de muchas trabajadoras sociales, quienes siempre lo pensaré, son y serán el corazón de las empresas.

Es nuestra responsabilidad visibilizarlas y valorarlas. Son quienes se preocupan por el bienestar de cada colaborador y su efecto es positivo, porque la mayoría disfruta su trabajo y aman lo que hacen, así sea agotador. Espero que en el futuro sus colegios asuman la responsabilidad de promoverlas y darles mayor respaldo. Ésta es una situación que pueden cambiar, solo requiere voluntad y unidad.

 

Para visualizar la columna en el medio de comunicación HUKU dar click aqui:

http://huku.pe/trabajadoras-sociales-el-corazon-de-las-empresas/

0 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>